domingo, noviembre 05, 2006

Pride of Baghdad

Pride of Baghdad es la historia de los cuatro leones que se escaparon del zoológico de Baghdad durante los primeros ataques a la ciudad a principios del 2003, escrita por Brian K. Vaughan e ilustrada por Niko Henrichon.





El autor, siguiendo la estela de la tradición de contar historias con animales, aprovechó la noticia del escape de los felinos para poder, por una parte, probar con un estilo que difiera con lo que usualmente escribe, y por otra, escribir sobre sus sentimientos en contrados al respecto de la guerra de Irak. La idea surgió en durante ese año, y en un ambiente enrarecido en el que cuestionar cualquier asunto sobre la guerra se tachaba de traición, esta muy agradecido a los responsable de Vertigo por dejarle hacer un trabajo con trasfondo esencialmente político durante un conflicto que aún continúa: el contenido detrás de las palabras y los dibujos nace de las propias dudas del autor sobre la guerra, la naturaleza de la ocupación, y el precio de la libertad. No hay aquí búsquedas, ni objetivos. Los personajes son como son, y sólo pretenden hacerlo lo mejor que saben. Pero primero han de saber qué tienen que hacer.

Vaughan piensa que sea cuales sean el resto de proyectos en los que se embarque durante su carrera, Pride of Bagdad siempre será del que esté más orgulloso, y se nota en la forma en la que habla de él. Para el autor, la obra representa simplemente su punto de vista. No hay una moral absoluta con la que el lector deba identificarse (o no). Vaughan se da por satisfecho si la obra perdura en la memoria del lector una vez que haya terminado de leerla.




De esta manera, los autores han procurado ser lo más rigurosos posible con respecto a la historia real, aunque hayan tenido que tomarse ciertas licencias para contar la historia desde el punto de vista de los cuatro leones. Aún así, insisten en que la protagonista de la historia es, en esencia, Irak, y no un grupo de leones parlantes, asi que mientras la guerra continúa, es complicado saber si el final de la misma será feliz o no…

Para el trabajo, ambos autores han afrontado un laborioso trabajo de documentación, leyendo y leyendo sobre la región, la historia de Irak, el comportamiento de los leones, etc…además, las propias noticias han sido fuente de inspiración, quedando constancia de ello en la obra (por ejemplo) con la aparición de un oso, que ya puede ser el oso que Uday Hussein tenía en el Palacio de la República o uno que escapó del zoo de Irak y acabó con la vida de algunos civiles.

La personalidad de los cuatro leones estan basadas en cuatro estereotipos iraquies, aunque por supuesto todos ellos cargados de ambigüedades: no hay comportamientos extremos, sino personajes complejos que reaccionan de distinta manera al hecho de que son libres. Zill es el macho más viejo, un “opotunista benevolente” dispuesto a vivir bajo el cuidado de cualquier, con tal de que le den de comer. Noor es una joven leona progresista, que prefiere ganarse su libertad a obtenerla de algún hecho exterior. Safa es una leona adulta que recuerda los peligros de la vida salvaje, y que sacrificaría algo de libertad por la seguridad. Ali es un cachorro que no conoce otra vida que la de cautiverio en el zoo.



El hecho de que no aparezcan personajes humanos en la historia responde a que Vaughan sabe que hoy en día es muy difícil que el hecho de ver a un ser humano sufriendo sea capaz de remover al lector. Demasiado acostumbrados a verlo en la televisión, la gente está impermeabilizada al sufrimiento humano a terceros. Sin embargo, cuando son animales, la gente reacciona de forma diferente. El autor quería ver la guerra a través de ojos inocente, y la forma más efectiva de hacerlo. pensó, fue a través de esos animales completamente inocentes y ajenos a los hechos que los rodean.

El proyecto fue propuesto antes de que se tuviera al dibujante. Fue el editor de Vaughan quien propuso a Niko Henrichon después de ver su trabajo en Barnum. Los bocetos del artista en los que aparecian animales realistas expresando emociones fueron finalmente los que hicieron decantarse por él.


La fuente original es Newsarama, con traducción de Cthulhu.

1 comentario:

shinobi dijo...

que BUENOS dibujos. Ojala alguien se anime a publicarlo por argentina